sábado, 5 de marzo de 2011

Arroz con alcachofas, habas y bacalao.

Los miércoles, suelo ir al mercadillo de Mutxamel. A pesar de la incomodidad de encontrar aparcamiento, la calidad de lo que se ofrece en los puestos y los precios, recomiendan su visita.
En esta época del año, la variedad de verduras que se ofrecen, es muy amplia. Después de una temporada de frío y antes de otra que actualmente nos amenaza, el miércoles pasado llamaban la atención las habas, las berenjenas, los calabacines, etc.
Entre otras cosas, compré alcachofas y habas. Como ya había preparado unos días antes unas alcachofas a la riojana, se me ocurrió preparar un arroz con verduras y bacalao.

Estuve revisando recetas en Internet y al final, lo hice de la siguiente forma:
INGREDIENTES: una cebolla, 3/4kg. de habas, 6 alcachofas, 2 manojos de ajos tierno, 2 tomates maduros, 350 g. De bacalao, aceite, arroz, azafran o colorante alimentario, sal y pimienta.
Previamente, se pica la cebolla, se desgranan las habas, se preparan las alcachofas quitando las hojas exteriores hasta llegar a las mas blancas, se parten en mitades y se frotan con limón para evitar su oxidación, se pelan los tomates (escaldandolos como tradicionalmente o dándoles una pasada por el microondas después de hacerles un corte en cruz para que no revienten) y se pican menudos. Todo ello, se va reservando.
El bacalao, lo compre congelado, ya que así se evita el tener que desalarlo y no es de mala calidad. En cualquier caso, hay que proceder a templarlo (se introduce en una cazuela con agua fría y con la piel hacia arriba, se enciende el fuego suave y cuando empiece a aparecer una espuma en la superficie del agua, se apaga y se retira el bacalao). Reservamos el agua que utilizaremos posteriormente y quitamos la piel al bacalao y lo separamos en lascas.
Como innovación, y a pesar que es conocida la poca afinidad de la cebolla y el arroz, (en otra ocasión intentaremos el "arroz amb seba" con patatas o con pulpo) pues hace que se ablande, en esta ocasión, la hemos utilizado.
La intención, era hacer el arroz en paella y en el exterior, pero como el tiempo amenazaba lluvia ( de hecho mas tarde incluso cayo granizo), no hubo mas remedio que hacerlo en la cocina utilizando varios fuegos como podéis apreciar en las fotos.
Primero sofreímos la cebolla hasta doraría, después añadimos la verdura (habas, alcachofas y ajos tiernos) y poco después el tomate. Finalmente añadimos el bacalao y seguimos rehogando. Es entonces el momento de incluir el arroz y seguir removiendo (yo lo hago con una espátula de madera) hasta conseguir un aspecto del arroz similar al que nos gustaría al acabar de cocinaron. Es entonces el momento de bañarlo con el agua con que hemos templado el bacalao. Sazonar, condimentar y añadir el colorante o el azafrán. Dejaremos entonces que cueza hasta que consuma el caldo. Si lo vemos necesario, lo tapamos para que se acabe de hacer.