miércoles, 24 de mayo de 2017

Macarrones con queso fresco, tomate y espinacas.



Mi primer recuerdo de algún tipo de pasta, son los macarrones. Después llegaron los canelones y mucho después los espaguetis y otros tipos de pastas.
Y los macarrones, siempre eran con tomate, chorizo y jamón en tacos y gratinados.
Después, hemos aprendido a cocinar y comer la pasta de mil formas.
En ésta receta, los cocinamos más sanos que entonces, pero el recuerdo está en aquellos.

FUENTE: Budget Bytes




INGREDIENTES

  • 50 g. de macarrones por persona.
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • Un pimiento rojo pequeño.
  • Un bote de tomate natural troceado.
  • 300 g. de espinacas frescas.
  • Queso fresco.
  • Albahaca.
  • Orégano.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Parmesano rallado.
  • Sal y pimienta.

ELABORACIÓN
  • Pelamos y picamos cebolla y ajo. Pochamos en una cazuela grande con una cucharada de aceite y un poco de sal.
  • Cuando comience a transparentar, añadimos el contenido dél bote de tomate, el pimiento picado, una cucharadita de orégano y otra de albahaca. Salpimentamos y cocinamos el conjunto.
  • Cuando transcurran unos minutos, bajamos el fuego y agregamos el queso fresco cortado en dados y dos cucharadas de queso parmesano y removemos. Probamos y salpimentamos.
  • Ponemos a cocer la pasta en abundante agua durante el tiempo indicado por el fabricante, reducido en dos minutos ya que la pasta completará su cocción en la salsa.
  • Mientras se cuece la pasta, incorporamos las espinacas en la salsa y mezclamos. En tres o cuatro minutos, habrá reducido su volumen e incorporaremos la pasta escurrida.  Mezclamos todo bien.
  • Pasamos a una fuente y espolvoreamos con más parmesano.